Gerónimo Reyes, 22 años de luz y teatro

IMG 0553

Gerónimo Reyes tiene 40 años de edad y 22 de ellos se los ha dedicado al teatro, afirma que llegó a este oficio por casualidad y nunca imaginó encontrarse con su pasión «Yo trabajaba en una agencia de eventos y estudiaba en la escuela técnica comercial Santos Michelena la carrera informática. No me sentía muy a gusto con informática y mis jefes me propusieron estudiar teatro» aclara.

Gerónimo veía obras de teatro desde pequeño incluso su abuela fabricaba títeres, pero no le llamaba mucho la atención, sin embargo algo nuevo ocurrió en la etapa de universitario «Mis jefes me sugieren estudiar diseño teatral para ayudarles con actividades muy puntuales que sí me gustaban mucho y desde ese momento (en octubre de 1997) comencé a estudiar teatro».

La primera obra en la que Gerónimo participó fue en su época de estudiante de diseño teatral en la escuela Cesar Rengifo «Hice de tramoya; mi papel era puntual solo debía pasar y poner las sillas en el piso como si hubiese habido un gran desastre; tenía que vestirme de la época 1930 y desempeñar un papel que por primera vez me llevó a un escenario».

IMG 0546

Sin embargo, estas experiencias en la escuela de teatro le confirmaban su verdadero interés « Me encontraba apasionado por la iluminación teatral, entonces en diciembre de 1997 el dramaturgo Gustavo Ott hizo su primera gran Fiesta Teatral en Caracas, un evento de corte internacional, pero con agrupaciones comunitarias del mundo y yo tuve la oportunidad de trabajar como tramoya y asistente de iluminación» añade.

En esa experiencia el oficio encaró a Gerónimo de forma abrupta «A mí me gustaba la iluminación teatral, pero honestamente no sabía nada, entonces me dijeron: “no importa en este festival aprendes, aquí todos los diseñadores que vengan te van a enseñar”. Allí me enseñaron un oficio que al parecer solo era conectar reflectores, pero era tal mi interés que lo aprendí»

El novelista, periodista y dramaturgo Gustavo Ott fue el primero en notar el interés de Gerónimo en la parte de iluminación y a raíz de eso le hizo una propuesta «Me dijo que no tenían técnico de iluminación fijo —siempre era un actor que sobraba de la obra que lo ponían a hacer las luces—, entonces me preguntó que si yo quería estar con ellos, en calidad de aprendiz. En ese momento desconocía la importancia teatral que tenía Gustavo Ott, sin embargo decidí trabajar para él».

En marzo del año 1998 se inició la temporada teatral en Caracas, con una obra de la agrupación Actividades Alternas que se llamaba “Teatro de sombras”, el diseño de iluminación de esa obra era de uno de los mejores iluminadores del país en esa época: David Blanco, y Gerónimo iba a operar las luces junto a él. Esta experiencia pasó a ser el inicio de su trayectoria en la iluminación teatral «Recuerdo que yo le propuse ser su asistente de iluminación, ya que se trataba de David Blanco, y él me dijo que no».

David Blanco ya tenía a su disposición 7 asistentes, sin embargo al día siguiente lo llamó «Par de sus asistentes tuvieron inconvenientes para participar en las obras y él se acordó de mí y me llamó».

Ese fue el inicio de una larga trayectoria de trabajo y constante aprendizaje de Gerónimo junto a David «A partir de allí estuve 5 años trabajando con él como asistente, lo cual me abrió muchas puertas y me permitió conocer a mucha gente, hoy día lo considero un padre»

Para el año 1998 ya Gerónimo estaba haciendo los diseños de iluminación de la escuela César Rengifo en conjunto con su profesor de iluminación, por lo tanto con Humberto Orsini y su profesora Lola Ferrer realizó su primer trabajo formal como diseñador de luces.

IMG 0544

En el 2005 ya Gerónimo tenía aproximadamente 60 obras diseñadas en iluminación, y hasta la actualidad ha sido ganador de tres premios municipales de teatro, 2 premios del Festival de Teatro Interclubes; ha sido jurado en Premio Municipal de Teatro, en Premio Municipal de Danza y nominado a distintos premios en los que se destacan el Premio Marco Antonio Ettedgui y el Premio Internacional Protegidos de arte.

Reyes afirma que esta es una labor un tanto subestimada, a su juicio, no se le da el valor que realmente merece, sin embargo expresa con firmeza que el oficio representa una enorme responsabilidad «La luz determina el tiempo y el espacio en la obra, entonces contextualizar una obra lleva su proceso de ensayo constante. Bien sea drama o comedia la luz comunica; uno es como un demiurgo, un promotor o impulsor de lo que se está diciendo. La iluminación debe ser armoniosa debe ir en concordancia con lo que la obra está diciendo; la obra va a arrojar un discurso escénico y la iluminación debe apoyarla».

IMG 0551

Actualmente Gerónimo trabaja en su tesis de maestría en discurso lumínico y comenta que su paso a la elaboración de esta maestría fue en parte gracias a Fundarte, «En un Festival Internacional de Teatro me contactaron para dar un conversatorio sobre los retos actuales de la iluminación, a ese taller asistió quien se convertiría en mi tutora de tesis motivada por el material que utilicé para aquel conversatorio y heme aquí ya a punto de defender mi trabajo»

A su vez, trabaja en paralelo el diseño de iluminación de diversas obras teatrales en la ciudad de Caracas, como por ejemplo el Circo Roto del colectivo cultural AMAKÁ, Rosa de papel de Actividades alternas y muchas otras.

Por último, Gerónimo agrega que está complacido con su trabajo, confiesa que hace teatro porque es lo que mejor sabe hacer, enfatizando que hacer iluminación teatral no es hacer más ni menos teatro solo es hacer teatro.

Periodísta: Osmarys López                         Fotografía: Jacobo Méndez

Are you looking for the best website template for your web project? Look no further as you are already in the right place! In our website templates section you will find tons of beautiful designs - for any kind of business and of any style. You are in a unique place - join us today BIGtheme NET